Mamá, si no fuese por ti, ¿Qué sería de mi?

20.0024.00

Limpiar
SKU: N/D Categorías: , , ,

Todos sabemos de la importancia que tienen las madres en las vidas de nosotros, sus hijos. En momentos difíciles son ellas las que siempre permanecen a nuestro lado, apoyándonos y siempre creyendo en nosotros aunque la situación no sea la que deseemos. Con esta idea en mente, desde Cuadros Personalizados os ofrecemos el cuadro personalizado “Mamá, si no fuese por ti, ¿Qué sería de mi?”. Este producto se encuentra impreso en tinta de alta calidad y papel fotográfico de alto brillo. Además, el cuadro incluido, de madera lacada a elegir, se puede seleccionar en tres colores diferentes: blanco, negro o cerezo. Los tamaños en los que está disponible este cuadro personalizado son los dos siguientes:

  • A4 (21 x 29,7cm con acetato y trasera de sobremesa)
  • A3 ( 29,7 x 42 cm, incluye acetato transparente y es para colgar en pared)

También puedes elegir el modelo según el fondo que más te guste.

Escribe el color del marco, modelo y nombre.

No incluye accesorios de montaje, en su caso. Lo enviamos donde tu nos indiques (España peninsular y baleares).Tiempo de realización aproximado: 5 días.

La madre es una figura fundamental no solo cuando somos muy pequeños, como podríamos pensar en un primer momento, si no también cuando ya somos mayores. Esa persona que lleva con nosotros desde el primer segundo en el que nacimos siempre antepone nuestras necesidades y deseos a los suyos propios. A pesar de que pueda haber ocasiones en las que podamos tener diferencias en la forma de pensar, ellas siempre nos aconsejan lo que piensan que es mejor para nosotros. No existe un consenso definido del fuerte amor que siente una madre por sus descendientes, pero recientes investigaciones señalan que surge a partir del inicio del embarazo. Sea cual sea la razón, la madre siempre no ayuda en los momentos difíciles, son las primeras que se emocionan cuando nos ven felices y no momento del día que no piensen en nosotros. 

Uno de los momentos clave en la relación que poseen madres e hijos es cuando estos últimos se independizan, ya sea por razones personales o laborales. Es en este momento, cuando muchos hijos se dan cuenta de la importancia que tiene las labores de una madre, tanto las de carácter “material” como, sobre todo, las psicológicas y emocionales. Pasamos de sentirnos guiados a tener que ser nosotros los que elegimos el camino que queremos llevar en nuestra vida. Pero, incluso en estos casos, es muy posible que la madre tenga un papel importante porque, sin importar la distancia y el momento, ellas siempre están ahí para ayudarnos.

En Cuadros Personalizados somos muy conscientes del valor incalculable que existe en la relación madre-hijo, por esa razón ofrecemos este cuadro personalizado donde ellas son las protagonistas. Recordad que podéis elegir tanto el color del marco, como el modelo (con distintos fondos para todos los gustos) y el nombre que queréis que aparezca. El tiempo de elaboración son de 5 días aproximadamente, pero seguro que la espera merecerá la pena. Ellas lo merecen.